Asamblea no consigue los votos para destituir a Guadalupe Llori por denuncia de cobro de diezmos

Por Lucía Clavijo – 23 de noviembre de 2022

 

 

Fueron 10 los votos que faltaron para que el Pleno de la Asamblea Nacional lograra destituir a Guadalupe Llori de su curul por la provincia de Orellana. Las bancadas de Unes, Izquierda Democrática, el Partido Social Cristiano y algunos independientes lograron sumar 82 voluntades, pero necesitaban 92. 

14 negativas y 29 abstenciones no permitieron aprobar el informe del Comité de Ética en el que se recomendaba su salida por el cobro de diezmos a sus colaboradores cuando aún fungía como presidenta del Parlamento. 

La denuncia llegó por parte de la legisladora correísta, Johanna Ortiz, quien aseguró que los funcionarios de ese entonces contribuyeron hasta con el 70% de su sueldo mensual para el alquiler y gasolina de un vehículo Ford Explorer color negro en el que Llori se movilizaba los fines de semana. 

“Hemos podido demostrar con facturas, con pagos, con transferencias de servidores legislativos, que fueron víctimas del abuso de poder de Guadalupe Llori. Ellos pusieron de sus salarios para poder rentar este vehículo”, explicó.  

De su parte, Guadalupe Llori, negó las acusaciones y las calificó como una persecución política impulsada nuevamente por el correísmo que se produce desde hace años. 

“No solamente me encarcelaron, me destituyeron como prefecta de Orellana, en el presente me destituyeron como presidenta de la Asamblea y ahora quieren destituirme como asambleísta”, dijo. 

“Jamás he pedido aporte ni contribución de ninguna clase a nadie. Para que haya una supuesta relación de diezmos, debe haber dos personas: la que pide y la que da y esto ha quedado plenamente probado ante el Comité de Ética donde nadie pudo probar que en mi calidad de presidenta solicité aporte alguno”, agregó.

Tras una sesión que duró más de 4 horas, el presidente del Parlamento, Virgilio Saquicela, tomó votación y clausuró el Pleno sin llamar a la reconsideración.