Ataque armado en hospital privado de Guayaquil deja un muerto, 2 detenidos y 3 armas decomisadas

Lucía Clavijo – 11 de enero de 2023

 

 

El 2022 terminó con la tasa de muertes violentas más alta de la historia y al parecer el 2023 continuará por esa línea. La madrugada de este miércoles un sujeto falleció al interior de un hospital privado de la ciudad de Guayaquil producto de una balacera. De acuerdo con información de las autoridades, cuatro sujetos armados con fusiles ingresaron a las 4h30 a la casa de salud a buscar a Carlos K., uno de los internos que la semana pasada se salvó de ser asesinado en la ciudadela Kennedy y estaba internado.

El hombre, que registra 7 antecedentes penales, contaba con seguridad privada. Los sicarios amenazaron a un trabajador del hospital para con su tarjeta poder subir al segundo piso y cuando abrieron el ascensor se enfrentaron a tiros a tiros contra los custodios, quienes acribillaron a uno de los sicarios al interior del elevador. 

Así lo explicó Fabary Montalvo, comandante de policía subrogante de la zona 8, quien agregó que los guardaespaldas están detenidos. 

La balacera se produjo también en los exteriores del hospital. Otros guardias que esperaban en la calle se enfrentaron a los atacantes, pero nadie resultó herido.

El hecho ocurre pese a que el Gobierno implementó un código plata para brindar seguridad a los establecimientos de salud que alberguen a miembros de bandas delictivas. Sobre ello, el ministro del Interior, Juan Zapata, aclaró en entrevista con Ecuavisa que la medida está funcionando y que gracias a ella se logró la captura de los dos custodios. Pero dijo que es complicado evitar los ataques porque los sicarios llegan en grupos y fuertemente armados.

La captura también fue confirmada por el presidente Guillermo Lasso mediante su cuenta de Twitter, en donde agregó que se envía “un mensaje para todas las mafias de que el Gobierno responderá”.

Montalvo reconoció que existía custodia policial, pero no al interior del establecimiento, sino en el exterior realizando patrullajes y fueron ellos quienes alertaron la presencia de los sicarios. Aclaró que no podían resguardar al paciente porque no se habría presentado la denuncia. 

Según testigos, los sicarios se movilizaban en una camioneta blanca que fue encontrada horas más tarde en la entrada de la 21 en la vía perimetral. Con este ataque ya se contabilizan más de 60 muertes violentas sólo en la zona, que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón, durante los primeros 11 días del año.