Con honores despiden a la policía Verónica Songor en una capilla ardiente instalada en el Cuartel Modelo en Guayaquil

Por Lucía Clavijo – 17 octubre 2022

 

 

Una capilla ardiente en el cuartel modelo de Guayaquil se levantó este lunes para velar los restos de la policía Verónica Songor, de 24 años, que falleció el domingo 16 de octubre tras permanecer una semana en la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica de la ciudad; por recibir 6 impactos de bala en un ataque a una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de Nueva Prosperina. 

Hasta el lugar llegó el ministro del Interior, Juan Zapata, policías, amigos de la uniformada, así como la ciudadanía en general para darle el último adiós. En el homenaje el ministro reiteró su apoyo a la familia y recalcó que la institución es una de las que tiene mayor riesgo. Por lo que dijo se está trabajando en mejorar su equipamiento.

Por este hecho fueron detenidos 10 adultos y tres menores de edad. De los cuales 7 eran procesados. La Fiscalía anunció que solicitará fecha y hora para reformular cargos, de tentativa de asesinato a asesinato, a tres de ellos. Zapata hizo un llamado a la justicia para que sobre los culpables caiga todo el peso de ley.  

El ministro finalmente informó que hasta este martes la policía deberá presentar al ministerio del interior los cuarteles que se requieren en las zonas más conflictivas no solo de Guayaquil, sino del país para levantarlos. 

Luego de la velación, los restos de la servidora policial fueron trasladados a Loja, de dónde era oriunda.

Pero este no es el único asesinato que se registró este domingo contra una miembro policial, pues en Santo Domingo de los Tsáchilas el sargento Eduardo Perlaza fue abatido por delincuentes que asaltaban una gasolinera. Zapata dijo que ya se brinda apoyo psicológico a sus familiares. 

Con estos dos casos ya suman 59 los policías que han fallecido en el transcurso de este año en el cumplimiento de su deber.