Diversas reacciones ha generado la reforma a la Constitución que entregó el Presidente Lasso a la Asamblea para modificar el rol de las FF.AA.

Por Gabriela Murgueytio – 08 de diciembre de 2022

 

La reforma Constitucional para modificar el rol de las Fuerzas Armadas que fue entregada por el Presidente de la República, Guillermo Lasso a la Asamblea Nacional y que busca su cooperación con la Policía Nacional en la lucha contra el crimen organizado ha generado distintas reacciones dentro y fuera del legislativo.

Desde el Gobierno, el Ministro Francisco Jiménez, señaló que, actualmente el rol de las Fuerzas Armadas para que pueda cooperar con la Policía Nacional en el control de la seguridad es demasiado burocrático y eso hay que cambiar, para ello es necesaria la reforma constitucional que plantea el Ejecutivo.

En diálogo con Sonorama, Luis Altamirano, excomandante del Ejército mencionó que primero hay que establecer con claridad las razones de la crisis de seguridad que vive el Ecuador y se debe buscar soluciones integrales y no solo una que busque cambios en los roles de Fuerzas Armadas para lograr una intervención efectiva en el combate a la violencia y al crimen organizado, delito que no está claramente tipificado en el Código Integral Penal (COIP).

Para Altamirano no es correcto ni eficiente otorgarles a las Fuerzas Armadas el rol que debe cumplir la Policía Nacional en materia de seguridad, puesto que el ejército tiene sus propias funciones que deben ser potencializadas sin la necesidad de un cambio constitucional.

Altamirano indicó que hay que fortalecer a las Fuerzas Armadas y a sus equipos que son destinados para el combate a la delincuencia en frontera, recordando que los radares como el de Montecristi no ha sido aún arreglado.

En la Asamblea Nacional, hay posiciones divididas para el apoyo a esta reforma constitucional. La Bancada de Unión de la Esperanza asegura que respaldarán la propuesta gubernamental, pero contemplando los límites observados por la Corte Constitucional.

Desde Pachakutik, el jefe de bloque Salvador Quishpe cuestionó que el Presidente Lasso se haya demorado tanto en enviar al legislativo la iniciativa que podrá aprobarla recién en 90 días, es decir, a mediados de marzo del próximo año.

La propuesta del Gobierno busca el cambio del artículo 158 de la Carta Política, el cual establece: “Las Fuerzas Armadas tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía e integridad territorial y, complementariamente, apoyar en la seguridad integral del Estado de conformidad con la ley”.