Ecuador y Argentina en un lío diplomático por “ultimátum” sobre asilo político a exministra de Rafael Correa

Por Lucía Clavijo – 13 de diciembre de 2022

 

 

Las relaciones diplomáticas entre Ecuador y Argentina se ven enturbiadas. Esto, luego de que ese país pusiera un “ultimátum” para que hasta el miércoles la Cancillería ecuatoriana le conceda un salvoconducto a la exministra de Transporte del correísmo, María de los Ángeles Duarte, con el objetivo de que pueda viajar a Argentina como parte de su asilo político concedido por el Gobierno de Alberto Fernández. 

La noticia generó una inmediata reacción de esa entidad que, a través de un comunicado, rechazó “cualquier intento de poner plazos o condiciones a un tema que requiere un meticuloso análisis jurídico”. De ahí que se decidiera convocar al embajador argentino en Ecuador, Gabriel Fucks, para que dé explicaciones sobre este tema. 

Para el exvicecanciller Marcelo Fernández de Córdova, el hecho de que nuestro país acepte el salvoconducto no es viable, pues el asilo a Duarte, en primer lugar, nunca debió ser aceptado

“La convención sobre asilo diplomático de 1954 de Caracas establece que no se debe conceder asilo a personas acusadas por delitos comunes, el asilo es para delitos políticos. Las autoridades judiciales nuestras no pueden ser burladas por este pedido”, expresó.

Duarte fue sentenciada a ocho años de prisión por el delito de cohecho en el caso Sobornos 2012-2016, junto con el expresidente Rafael Correa y otros funcionarios de Estado. 

Por ello, la Cancillería también señaló que está analizando, desde el primer momento, la nota del canciller argentino Santiago Cafiero, sobre la situación de Duarte y anunció que adoptará una decisión en el marco del derecho internacional, las convenciones aplicables a la materia y la legislación ecuatoriana, que la dará a conocer a la República Argentina en el momento oportuno.

Fernández considera que la respuesta de Ecuador ante este tema fue la acertada y que existen únicamente dos salidas; aunque estas impliquen el riesgo de que el impasse en las relaciones diplomáticas pueda alcanzar mayores dimensiones. 

“La una simplemente decir no vamos a dar el salvoconducto o la otra no darlo sin ningún detalle mayor como en el caso del señor Assange. Podría llevarnos a una crisis diplomática fuerte con Argentina, es así, pero no podemos permitir que un país extranjero quiera imponer sus decisiones en el territorio nacional”, dijo.

Ecuador y Argentina están atados por esta petición de asilo desde agosto de 2020, cuando la exministra decidió refugiarse en la Embajada argentina en Quito. Y en septiembre de ese mismo año, el entonces gobierno de Lenín Moreno ya advirtió que no le otorgaría un salvoconducto.