El Gobierno admite que no tiene pruebas de que las movilizaciones de junio fueron financiadas por el narcotráfico

Por Gabriela Murgueytio – 11 de julio de 2022

 

El ministro del Interior, Patricio Carrillo admite que apenas se están investigando los “presuntos aportes” al para nacional y que lo único que hizo el Presidente Guillermo Lasso fue “trasladar una noticia crimen para que se pueda investigar”, con lo que deja entrever que el Gobierno no tiene las pruebas de que las movilizaciones fueron financiadas por el narcotráfico.

Durante una entrevista concedida a Teleamazonas, Carrillo informó que el Centro de Inteligencia Estratégico Ecuatoriano al hacer un análisis y una investigación respecto al costo de las movilizaciones de junio, llegó a la conclusión de que las protestas tuvieron un costo de USD 750.000 a USD 800.000 por día, alcanzando los USD 15 millones en los 18 días que duró la paralización.

A criterio de Carrillo, no se puede decir que esos recursos provinieron de “donaciones”, como lo ha señalado, Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), porque está claro que tienen un origen opaco ya que conseguir USD 15 millones no es fácil. No solo fue par comida, también fue para, comunicaciones, hospedaje y armamento.

Para Carrillo, es la justicia la que debe investigar el origen exacto de esos recursos, porque hay una gran cantidad de dinero oscuro y oculto interesado en financiar las movilizaciones.

Carrillo también cuestionó la existencia de la guardia indígena que solo aparece en las movilizaciones pero que podría cooperar con la Policía Nacional a combatir la delincuencia el resto del tiempo.

Estas declaraciones se dan a pocos días de que se retomen los diálogos con el Gobierno en la primera mesa técnica que tiene como objetivo tratar la focalización de los combustibles y la condonación y moratoria de deudas del sector campesino.

El Consejo de Gobierno de la Conaie emitió un comunicado este sábado 9 de julio en el que rechazan las acusaciones calificadas como “absurdas” del presidente Guillermo Lasso sobre el financiamiento de las protestas sociales.

Y aclaran que las protestas fueron legítimas y que el discurso del presidente surge de “su inoperancia no entiende las formas organizativas de los pueblos indígenas y el concepto de solidaridad”.

El comunicado menciona que: “La Conaie rechaza las recientes declaraciones y vinculaciones del presidente Guillermo Lasso sobre el supuesto financiamiento de USD 15 000 000 del narcotráfico al paro nacional, esto atenta y estigmatiza a la legítima protesta social de los pueblos indígenas y el concepto de solidaridad tan arraigado a la lucha social”.

También el texto menciona que “las actitudes maliciosas del Sr. Lasso ponen en duda el acta firmada pues demuestra abiertamente quemeimportismo del Ejecutivo y acentúa la política de confrontación”, “… pone en riesgo y sabotea desde el mismo Ejecutivo el proceso oficializado el 7 de julio de 2022”.

Y reiteran que “el paro nacional fue sostenido en minga colectiva y solidaridad con la producción campesina, (…) las ollas comunitarias, la ayuda humanitaria de universidades y centros de acogida, por la ciudadanía espontánea, porque solo el pueblo sabe y siente las necesidades del pueblo”.

El comunicado termina con una nueva invitación al presidente para sentarse y dialogar.