El Gobierno considera que Virgilio Saquicela ya no es un mediador válido para el diálogo con la Conaie

Por Gabriela Murgueytio – 29 de junio de 2022

 

El Ministro y viceministro de Gobierno, así como el consejero presidencial Diego Ordóñez fustigaron al titular de la Asamblea, Virgilio Saquicela (ind.), por haber votado a favor de la destitución del jefe de Estado, Guillermo Lasso, mientras proponía una mediación para el diálogo con la Conaie.

Francisco Jiménez, ministro de Gobierno indicó que, para el régimen de Lasso, Saquicela no es un interlocutor válido para ningún tipo de mediación en el actual conflicto social.

“Después de la decisión que él tomó ayer, ya no es un mediador válido para nosotros. Porque si quería fungir como mediador, ayer se le cayó la careta. No es un mediador, es alguien que tomó posición por un golpe prefabricado. Está bien, es una decisión de él. No la critico, pero nosotros también tomamos nuestras decisiones. Para nosotros,el Señor Saquicela ya no es un mediador válido para ningún tipo de mediación en el actual conflicto”, enfatizó Jiménez.

El Viceministro Castanier apuntó que “un mediador tiene que ser absolutamente imparcial, tiene que buscar consensos y ayer demostró que él votó a favor de la destitución del Presidente de la República”.

El viceministro aseguró que “la mesa de diálogo con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), como estaba conformada no va más”.

“La mesa de diálogo con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), como estaba conformada no vas más porque uno de sus veedores, Virgilio Saquicela, presidente de la Asamblea Nacional mostró que no es imparcial al votar a favor de la destitución del Presiente Lasso. No se puede entender cómo llamó al diálogo y se convirtió en su mediador cuando ya tenía la decisión de votar a favor de la destitución del Presidente Lasso. Saquicela no es una persona imparcial para retomar los diálogos con la Conaie”, indicó Castanier.

Castanier enfatizó que el Gobierno no ha renunciado al diálogo con la Conaie, pero sus dirigentes y los de sus filiales deben escoger a otro representante que no sea Leonidas Iza. Esto para sentarse nuevamente en las mesas técnicas de negociación ya que Iza demostró que no tenía voluntad política para resolver la crisis social, sino que tenía intereses políticos ligados al derrocamiento del presidente Lasso.

“Proponemos una comisión interlocutora con líderes indígenas respetables para hacer una agenda de trabajo con representantes de las organizaciones adjuntas como Fenocín y Feine y establecer así, una agenda para resolver los temas del campo y de la ruralidad”, anotó.

“Me parece que el señor Saquicela debió tener la integridad de decir que él estaba por la destitución del Presidente cuando se tomó la autoridad de convocar al diálogo”, declaró Diego Ordóñez, Consejero Presidencial a diario El comercio.