#EXCLUSIVA: En noviembre se graduarán 1300 agentes penitenciarios que permitirán mejorar la gobernanza de los centros de rehabilitación del país

Por Gabriela Murgueytio – 08 de noviembre de 2022

 

Guillermo Rodríguez, director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), informó que, tras los incidentes registrados en la cárcel de El Inca, en Quito, la Policía Nacional realizó un operativo en los pabellones en donde decomisaron armas blancas y otros objetos prohibidos como celulares, dinero en efectivo y sustancias estupefacientes.

En diálogo con Sonorama, Rodríguez detalló que luego de la requisa se decomisaron 178 armas blancas, 465 alcaloides, 40 terminales móviles y dinero en efectivo.

Rodríguez reconoció que en este centro penitenciario existe un 35% de hacinamiento lo que produce conflictos entre las bandas criminales que luchan por tener el control de los pabellones y también de toda la cárcel.

Es así que en esta cárcel hay 1298 personas privadas de la libertad y su capacidad es solo para 959.

De ahí la necesidad de que en este centro de rehabilitación social se ejecute lo que se ha venido realizando en estos días dentro del plan de delimitación, urbanización y reestructuración de todo el sistema carcelario a escala nacional y que incluye el aumento de agentes de seguridad penitenciaria.

Rodríguez anuncio que este mes de noviembre se van a graduar más de 1300 agentes penitenciarios para cubrir la necesidad de custodia de las personas privadas de la libertad ya que ahora hay un agente de seguridad a cargo de más de 100 reos.

Rodríguez detalló que son años de abandono del Estado al sistema penitenciario lo que ha permitido el fortalecimiento de las bandas criminales al interior de las cárceles, así como la corrupción del sistema y de los operadores encargados de la seguridad que son los que permiten el ingreso de armas a los centros de rehabilitación social y hay que trabajar en la limpieza de los mismos pero también en la prevención de la entrada de esas armas para que no continúe el círculo vicioso.

Respecto a la Penitenciaria del Litoral, Rodríguez informó que continúa la intervención policial y militar bajo la dirección del mando unificado del Presidente Guillermo Lasso. Se empezó a demoler el pabellón consular que fue construido en 1958 y también la rehabilitación de los pabellones 6 y 7. Con la reorganización de personas privadas de la libertad de manera técnica y planificada se redujo el hacinamiento. Tal es así que de las 6.852 ppls se redujo a 5.300.

Finamente Rodríguez negó cualquier tipo de pacto de parte del Estado, de las autoridades del SNAI y del Gobierno con bandas criminales al interior de las cárceles. También dijo que se está investigando los negocios y emprendimientos de ppls para que no se conviertan en pantalla para blanquear dinero del narcotráfico.