Por Gabriela Murgueytio – 21 de abril de 2022

La asambleísta Wilma Andrade, reconoció la crisis interna por la que atraviesa la Izquierda Democrática (ID) y justificó la separación de sus filas, de Johanna Moreira porque en varias ocasiones mostró su indisciplina partidaria al votar de manera contraria a la línea y principios políticos de la dirigencia, defendiendo intereses personales.

Andrade señaló que espera que esta baja junto con la de Alejandro Jaramillo, Amada Ortiz, Bella Jiménez, Eitel Zambrano y Éger Recalde no afecte la conformación del bloque legislativo.

“Yo veo con muchísima preocupación porque estamos 13 asambleístas, el número justo que se requiere para conformar una bancada al interior del Parlamento. Necesitamos mantener un diálogo interno para que nos mantengamos fuertes como un bloque unido y con una verdadera participación democrática, caso contrario vamos a perder la bancada. Tampoco puede vivir una bancada a los condicionamientos personales y amenazas de sus miembros, so pena de abandonar el partido”, indicó Andrade.

Respecto al diálogo que mantendrán los jefes de bancadas esta mañana, con el Ministro de Gobierno, Andrade dijo que “debe ser abierto y constructivo y que les lleve a solucionar los problemas del país como son la falta de empleo y la inseguridad, ya que no puede ser que 7 de cada 10 ecuatorianos permanezcan en las calles, sin fuentes de ingresos buscando cómo satisfacer las necesidades de sus hogares, lo que predispone a que se eleven los niveles de inseguridad y delincuencia”.