Miércoles 3 de agosto de 2022 – María Gabriela Murgueytio

Este jueves, los legisladores decidirán sobre el veto parcial hecho por el Ejecutivo a la propuesta o sobre la ratificación de lo aprobado por el Parlamento.

Ramiro Narváez, presidente de la comisión legislativa de soberanía y seguridad integral busca acuerdos con las diferentes bancadas previo a la votación de los 21 cambios propuestos por el Presidente Guillermo Lasso a este cuerpo legal. El informe de la comisión recomienda ratificarse en 20. Es decir, defender los textos aprobados por la Asamblea.

A criterio de Narváez el veto presidencial contiene aspectos inconstitucionales que de ser aprobados podrían generar demandas legales.

Se refiere al cambio que establece que instituciones complementarias como Fuerzas Armadas, agentes aduaneros, guías penitenciarios y hasta el cuerpo de bomberos puedan actuar en temas de seguridad.
Algo que también es rebatido por la bancada de UNES. Patricia Núñez asegura que esto atenta contra el marco jurídico que regula la actuación del ejército en situaciones excepcionales.

Jorge Pinto, de la bancada oficialista dice que la ley es necesaria ya sea que se apruebe el texto original o con los cambios propuestos desde el Ejecutivo.

El veto Presidencial tiene el respaldo del Partido Social Cristiano, según la asambleísta Geraldine Weber.

Fausto Salinas, comandante general de la Polcía pidió a la Asamblea que se allanen a los cambios propuestos por el Presidente de la República, pues pone las reglas claras de cuando los uniformados deben o no utilizar el uso progresivo de la fuerza.

Para ratificarse en los textos aprobados originalmente por la Asamblea se requieren de 92 votos, mientras que para aprobar el veto presidencial se necesita de la mayoría simple de los presentes en el Pleno Legislativo.