Familia de María Belén Bernal realizó plantón en los exteriores de la Fiscalía para exigir celeridad.

Por Lucía Clavijo – 16 de noviembre de 2022

 

 

Acompañada como desde el primer día por colectivos de mujeres, llegó este miércoles Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal, hasta las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, en Quito, para exigir celeridad en las investigaciones por el femicidio de su hija. 

Esto, cuando se cumplen más de dos meses de ocurrido el crimen en la Escuela Superior de Policía. Para Otavalo durante todo este tiempo el manejo de las autoridades ha sido negligente y asegura que incluso se ha tenido tiempo para manipular las pruebas. 

“Ninguna institución del Estado hace absolutamente nada. Han tenido 60 días para manipular todas las evidencias de mi hija. Que no vengan con que ya no hay videos”, dijo.

Reprochó además que hasta el momento la cadete Josselyn Sánchez sea la única detenida por este caso y sus constantes cambios de versiones. Así como que la Fiscalía no haya pretendido vincular a nadie más. 

Sobre las recientes desvinculaciones de Germán Cáceres y otros 4 oficiales de la Policía, Otavalo considera que no son suficientes y que todo hace parte de una estrategia de la institución, pues algunos de los 12 investigados incluso han sido absueltos. 

Y aunque el Comandante General, Fausto Salinas, y el ministro del Interior, Juan Zapata, han asegurado que las investigaciones para dar con el paradero del principal sospechoso del femicidio continúan con el apoyo internacional, lo cierto es que las mismas autoridades han mencionado que no se ha tenido nuevos avances. Por lo que la familia de la abogada de 34 años empezará a investigar por su propia cuenta y viajará a Colombia. 

Finalmente, sobre el informe que se conocerá mañana en la Asamblea elaborado por la Comisión Ocasional para investigar el caso de su hija, hizo un llamado a los legisladores para que lo aprueben y de esta forma marcar un precedente para que casos como este no vuelvan a ocurrir.