La Procuraduría busca revocar efectos del habeas corpus otorgado al exvicepresidente Jorge Glas

El procurador General del Estado, Iñigo Salvador, aseguró que el habeas corpus otorgado al exvicepresidente Jorge Glas es nulo, debido a que la institución nunca fue notificada.

La Procuraduría, intenta abolir los efectos del habeas corpus con el fin de que el exvicepresidente vuelva a prisión, para esto, tiene tres argumentos principales que serán presentados en audiencia de apelación.

Salvador explicó que, en primer lugar, la Procuraduría debía ser citada a la audiencia de habeas corpus en Manglaralto, pero esto no sucedió, por el contrario, si citaron y notificaron a el SNAI, sin embargo, asegura que esta institución no tiene personería jurídica propia por ser anexa al Ministerio de Gobierno.

“Solamente el hecho de no haber citado a la Procuraduría, determina que el proceso sea nulo, pues afecta la validez del proceso. Lo cual quiere decir que la resolución es nula”, sentenció el procurador General del Estado. Con esto, Jorge Glas tendría que volver a la cárcel.

Aún no hay fecha para la audiencia de apelación, sin embargo, la Procuraduría prepara sus argumentos. La Corte Provincial de Justicia de Santa Elena notificó que se realizó el sorteo de los tres jueces que conocerán este recurso.

El procurador, también enfatizó en que Glas no está libre, como menciona en sus discursos, sino que tiene medidas alternativas al encierro y que sus sentencias le quitan derechos de ciudadanía, como acceso a contratos de trabajo o candidatizarse para cargos públicos.

Otro de los fundamentos que serán utilizados en la audiencia de apelación, es que el recurso de habeas corpus no fue presentado en el lugar donde se encontraba el sentenciado y señaló de “incompetente” al juez Diego Moscoso, quien actualmente se encuentra suspendido.

El último argumento, tiene que ver con que el sorteo para resolver la causa se realizó de forma manual y fuera de los horarios de oficina, según Iñigo Salvador esto fue “para direccionar los procesos hacia jueces que, de alguna manera, están comprometidos con el resultado de la causa”.