Lasso decreta estado de excepción en Pichincha, Cotopaxi e Imbabura

Juan Camilo Escobar – 17 de junio de 2022.

El Presidente de la República, Guillermo Lasso, anunció en cadena nacional la noche de hoy, viernes 17 de junio, que a partir de las 00h00 de este sábado 18 de junio empieza a regir una declaratoria de emergencia por 30 días en las provincias de Pichincha, Cotopaxi e Imbabura.

Se trata de la nueva respuesta del Gobierno Nacional frente a las consecuencias del paro nacional, que este viernes llegó a su quinto día consecutivo.

En el Decreto Ejecutivo No. 455 firmado por Lasso este viernes, se justifica la esta declaratoria del Estado de Excepción “por grave conmoción interna”.

En el documento se señala que las paralizaciones “han alterado el orden público, provocando situaciones de violencia manifiesta que ponen en riesgo la seguridad de los ciudadanos y amenazan el correcto funcionamiento de los sectores estratégicos vitales para la economía del país, así como también la posibilidad de radicalización de las medidas por declaraciones públicas que llaman a la realización de protestas indefinidas”.

Con el Estado de Excepción se restringen en Quito la circulación entre las 22h00 y las 05h00 “con la finalidad de preservar la seguridad ciudadana y el orden público”.

“Las personas que circulen durante el horario del toque de queda serán puestas a órdenes de la autoridad judicial competente”, indica el Decreto.

De esta restricción se exceptúan sectores de salud; seguridad pública y privada; emergencias, contratistas de entidades públicas que necesiten movilizarse para el funcionamiento de servicios públicos; pasajeros de vuelos programados dentro del horario; trabajadores de medios de comunicación y de sectores estratégicos.

En las tres mencionadas provincias el Estado de Excepción contempla, entre otras, las siguientes medidas:

  • Restricción del derecho a la libertad de información. “Esta limitación consistirá en el establecimiento restricciones y/o suspensiones, o en su defecto el establecimiento de restricciones de calidad de los servicios de telecomunicaciones fijas, móviles y de internet”.
  • Se puede disponer “las requisiciones a las que haya lugar para mantener los servicios que garanticen los derechos de las personas y el orden y la seguridad interna”.
  • Autorización a la fuerza pública de uso progresivo de la fuerza.
  • Vigilancia de la Contraloría del correcto uso de recursos públicos.
  • Movilización de recursos del Ministerio de Transporte y Obras Públicas para “el despeje inmediato de las vías inhabilitadas”.
  • Coordinación entre gobiernos locales y fuerza pública para garantizar el funcionamiento de mercados.
  • Prohibición de transportar personas en baldes de camionetas.
  • “Suspensión del ejercicio del derecho a la inviolabilidad de domicilio y libre tránsito, libertad de asociación y reunión.”

El primer mandatario también dispuso a diferentes entidades gubernamentales aplicar un conjunto de 8 medidas para “aliviar la difícil situación de muchas familias”.

A continuación, las medidas ordenadas por Lasso:

  • Se aumentará el bono de desarrollo humano a USD 55.
  • Se declara emergencia en el sistema de salud pública.
  • Se duplicará el presupuesto a la educación intercultural.
  • Se subsidiará el 50% al precio de la úrea a pequeños y medianos productores.
  • Se brindará un crédito agrícola de hasta USD 5 000 al 1% y 30 años de plazo.
  • No existirá alza de diésel, el gas y la gasolinas Extra y Ecopaís.
  • No habrá privatización de servicios públicos
  • Banecuador condonará todos los créditos vencidos hasta USD 3 000