Ministro de Economía asegura que no será necesario un nuevo programa con el FMI en 2023

Por Lucía Clavijo – 16 de diciembre de 2022

 

 

Que Ecuador culmine luego de dos décadas un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional le da el aval de una economía seria frente a los mercados internacionales, fue lo que aseguró este viernes el ministro de Economía y Finanzas, Pablo Arosemen, en rueda de prensa. A su criterio el financiamiento ha permitido mantener una senda de orden fiscal con un enfoque social. 

“Haber cumplido con éxito un acuerdo con el Fondo no solamente que te da un último desembolso, sino que además te permite tener una imagen internacional que se proyecta con seguridad y el Ecuador como un país serio que tiene la capacidad para ir ordenando su economía y sacarlo adelante”, expresó.

El acuerdo por $6.500 millones, duró 27 meses entre Ecuador y el FMI, tiempo en el, dice, se logró reducir “dramáticamente” el déficit fiscalde 7 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2020 a 2,7 puntos del PIB en este año. Además la deuda pública también bajó de 64 % del PIB en el 2020 al 57 % en el 2022. Cosa que no había sucedido con gobiernos anteriores. 

Mientras, sobre cómo continuarán las relaciones con el FMI en el 2023 después de cumplir el acuerdo de financiamiento y si se empezaría otro programa, Arosemena indicó que es un tema que se analizará en el próximo trimestre, aunque aclaró que ya se tiene financiado el presupuesto del 2023, por lo que no tendría mucho sentido iniciar un nuevo acuerdo con el organismo multilateral.

“Normalmente cuando necesitas hacer un programa es cuando necesitas recursos, pero nosotros ya tenemos financiado el presupuesto del próximo año sin contar con recursos de un potencial programa con el FMI, entonces no habría una razón para tener un programa para recursos para el próximo año que ya lo tenemos financiado”, acotó.

De acuerdo con el Ministerio, las necesidades de financiamiento en el 2022 fueron de $ 9.500 millones, mientras que para el 2023 se proyecta un descenso a $ 7.500 millones.