Municipio de Quito asegura que está “bajo ataque” por acciones de protección presentadas por Sarmiento S.A en Guayaquil

Que Quito está bajo ataque fue lo que aseguraron las autoridades capitalinas este viernes 9 de septiembre en rueda de prensa. Esto, luego que la empresa de publicidad Sarmiento presentara dos nuevas acciones de protección en Guayaquil en contra del municipio de Quito después que en julio pasado se diera por finalizado el contrato con la empresa publicitaria. 

Sandro Vallejo, procurador metropolitano, aseguró que la empresa puede defenderse, pero rechazó que lo haga en dicha ciudad cuando las paradas se encuentran en la capital. 

“La empresa tiene todo el derecho de defenderse, pero ya en una ocasión presentó una acción un viernes a la madrugada que se sorteó donde un juez que coincidentemente había tenido tres de los cuatro casos que se litigan del Municipio”, indicó. 

Además, mencionó que lo más llama la atención es que estas acciones se hayan presentado en horas de la madrugada y se sortearan a la misma jueza. 

“El domingo a la 01:00 y a las 02:30 se presentan dos acciones de protección que se sortean donde la misma jueza, y claro, nos genera una preocupación enorme. En un caso ya hubo un pronunciamiento que estamos discutiéndolo (…), señalando que, por el hecho de que porque hay un contratista de la empresa que está ubicado en Guayaquil, consideran que todos los contratos tienen que ser litigados allá”, expresó. 

De su parte, Carolina Pantoja, Subprocuradora de Patrocinio, sostiene que lo más preocupante es que la empresa pretende cobrar ahora una indemnización de 10 millones de dólares. 

“Quito se encuentra bajo ataque de una empresa que no ha pagado nada durante cuatro años de explotación de la publicidad, que nos amenaza constantemente con retirar las paradas”, acotó. 

Ante ello, Byron Ruiz, fiscalizador del contrato, recordó que Sarmiento S.A adeuda a la ciudad un monto que supera los 11.2 millones de dólares por los últimos 4 años. Además, ante la amenaza de Sarmiento de retirar las 414 paradas instaladas a lo largo de la ciudad aseguró que ya preparan un plan de contingencia. 

Desde el 26 de agosto, la Agencia Metropolitana de Control suspendió y tapó 16 letreros publicitarios por presentar “expresiones prohibidas”. El Municipio cobra la factura por explotación publicitaria a dicha compañía, la cual pide que se recalculen los valores, pues sostiene que no se han respetado las cláusulas del contrato.