ONU para los Derechos Humanos afirma que invasión rusa a Ucrania ha causado la muerte de 780 civiles.

Por Martha Sandoval – 17 de Marzo 2022

 

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos sostiene que la invasión rusa a Ucrania ha causado la muerte de 780 civiles; de ellos, 58 eran menores de edad, aunque fuentes del gobierno ucraniano alegan que ya son más de cien niños y adolescentes fallecidos.

Además, el número provisional de heridos asciende a 1.252, de acuerdo con datos de Naciones Unidas. Un asesor del presidente ucraniano ha manifestado este jueves el interés de su país de formar una nueva coalición de naciones europeas que pueda frenar de verdad al líder ruso Vladimir Putin.

Según el funcionario, la OTAN no está en capacidad de hacerlo. “Lo que nos importa no es el estatus, sino los aliados que están listos para luchar junto a nosotros”, subrayó el colaborador de Volodímir Zelenski. Este jueves se reunieron por videoconferencia los ministros de Relaciones Exteriores del G-7.

Como representante de la Política Exterior de la Unión Europea, participó también el español Josep Borrell y, junto a él, los secretarios de Estado de Canadá, Francia, Italia, Japón, el Reino Unido, Alemania y los Estados Unidos. Al final de la cita, se levantó un nuevo pedido de incrementar el apoyo humanitario para la resistencia de Ucrania y para los refugiados que han huido del país.

En ese ámbito, Murcia, Madrid, Barcelona y Málaga serán las primeras cuatro provincias españolas en poner en marcha un proyecto piloto con familias que quieran acoger a desplazados ucranianos. Tras la verificación de su idoneidad, las familias anfitrionas se deberán comprometer a recibir a los refugiados por seis meses como mínimo, que podrían ampliarse a un año, según explicó el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

El programa comienza la próxima semana y busca que los refugiados reciban orientación y apoyo social, asistencia jurídica y psicológica y acceso al programa de ayudas económicas para alojamiento y manutención que les permita, eventualmente, tener autonomía.